.

.

Tweet

.

.

.

Noticias diarias, escribe tu email:

Enviado por FeedBurner

.

.

.

.

.

             Click aquí para bajar la aplicación Android              Click aquí para bajar la aplicación a tu iPhone/iPad

.

.

.


.

.

.

Website Monitoring
Para ver CUALES son los tipos de DOLAR en Argentina, mira el foro


Qué es y cuánto está el Dólar Blue hoy? El Dólar Blue (también conocido como Dólar Paralelo o Dólar Informal) es la moneda Estadounidense del mercado Argentino. En este sitio podras encontrar el precio de la cotización del Dólar Blue en Argentina actualizado al día de hoy. Utiliza el conversor online para convertir rápidamente de pesos a dólares blue y viceversa, el mismo utiliza el precio del dólar paralelo actualizado al dia de hoy.

Otras Cotizaciones

Vea cual es el precio del Dólar Oficial y del Dólar Turista actualizado constantemente.

¿Qué es el Dólar Oficial y a Cuánto está? El Dólar Oficial es el precio de la cotización de la moneda estadounidense dado por el Banco de la Nación Argentina.

¿Qué es el Dólar Turista y a Cuánto está?

El Dólar Turista es el precio de la cotización del Dólar Oficial + 35%. Este 35% es un impuesto que cobra el estado nacional sobre las compras con tarjetas de crédito en el extranjero.

También Gráfico Histórico del Dólar Blue, blog y foro.

A lo largo de ese tiempo, la moneda verde fue tomando diferentes denominaciones producto de su modalidad para obtenerla, su uso, o su fin último. Así, cada vez que se habla del dólar no oficial, se le suma un adjetivo que describe, en sólo una palabra, sus características. Ese detalle no es menor, aunque en la totalidad de los casos no remite a un acto ilegal, sino a un nombre de “reconocimiento”.

Por eso se habla de dólar blue, dólar celeste, dólar green, dólar ladrillo o hasta de dólar cable. Pero también esta descripción refiere, en varias oportunidades, al modo de acceder a la divisa, que es obra y arte de muchos argentinos deseosos de hacerse con la moneda estadounidense para ahorrar o para saldar sus deudas. De ello surgen las denominaciones de dólar colonia, azafata, casino o camión.

No cabe duda de que la picardía, el ingenio y la astucia que aplican algunos es la única manera de eludir los controles oficiales y hacerse de dólares legalmente, en medio del corralito cambiario iniciado el 31 de agosto del año pasado.

A continuación, Desafío realiza una descripción de las distintas nomenclaturas que recibe el dólar, dependiendo de su modo de conseguirlo o hacia dónde está siendo invertido. Un país donde conviven diferentes dólares.

Dólar blue Es el más conocido entre todas las denominaciones surgidas, y hace alusión al tipo de dólar comprado en el mercado ilegal. Si bien cuando arrancó la brecha con el oficial era de un porcentaje menor, ya a mediados de 2012 llegó a 40%, en 2013 se ubicó por encima del 60%. Pero por la ley de Blanqueo de Capitales, el blue bajó y en la actualidad, no llega a doblar el precio del oficial. La cambiante cotización de este tipo de moneda se da según las resoluciones o medidas impulsadas por el Gobierno nacional.

Dólar celeste Se establece en diferentes ámbitos, pero el sector inmobiliario es uno de los más adecuados para esta denominación. El dólar celeste surge como un intermedio entre la cotización del oficial y el paralelo. Si bien en algún tiempo se lo había dado por acabado, el “celeste” resurgió, específicamente, para las operaciones inmobiliarias en las que la diferencia entre el dólar oficial y el no oficial era muy grande y complicaba las transacciones. Así, a través de este, tanto vendedor como comprador, establecen un trato de común acuerdo que se acerque a las perspectivas de ambos.

Dólar camión Es una denominación reciente y refiere a un mecanismo que realizan los transportistas argentinos para conseguir dólares, a un menor precio, en Uruguay y trabajar directamente en el mercado del blue. El mecanismo es el siguiente: sus clientes les pagan en divisas y en efectivo y, a cambio, ofrecen rebajas de hasta 20% en los costos de sus servicios del flete. Las ventajas para los transportistas nacionales es sacar un diferencia de casi el 40%, existente entre el dólar oficial y el dólar blue.

Dólar azafata Esta denominación es otra de las ideas criollas que surgen como consecuencia del cepo cambiario. Consiste en comprar billetes en casas de cambio y en el exterior y con tarjeta. Lo llevan a cabo pilotos y azafatas. Así, los argentinos consiguen dólares a menos de 7 pesos, que equivaldría al oficial, más el recargo del 20% de la AFIP. Incluso, para quienes después lo pueden descontar por ganancias o bienes personales, terminan comprando a $ 5,72. Otra modalidad se basa en comprar electrodomésticos con tarjetas, principalmente en EEUU, y devolverlo y obtener el monto en efectivo y en dólares.

Dólar Colonia Este hace alusión directa a la ciudad uruguaya a la que los argentinos acuden a sacar dólares de sus cajeros automáticos. Los compatriotas se dirigían al país vecino con tarjetas propias y de familiares y amigos, para extraer un dólar al precio oficial, más el 20 por ciento que se cobra como adelanto a cuenta del impuesto a las Ganancias, esto es, inferior al del mercado ilegal. Sin embargo, este llegó a su fin luego de la resolución del Banco Central para imponer a los clientes de tarjetas de crédito nuevos límites para acceder a dólares en efectivo. Luego de este, ya se empieza a hablar del “dólar Montevideo”.

Dólar casino Esta maniobra, dada de baja por la resolución del BCRA, tuvo mucho éxito. Con el único objetivo de eludir el cepo impuesto, los apostadores compraban fichas en casinos o casas de juegos del exterior y utilizaban para ese gasto tarjetas de débito o de crédito emitidas en el país. Luego, cambiaban esas fichas por divisas en efectivo. Claramente, había que concurrir a una casa de juego donde las apuestas fueran en dólares, obtener fichas con la tarjeta y luego cambiarlas por dólares en efectivo, a un precio muy cercano al oficial.

Dólar ladrillo Por su nombre, claramente es el que opera exclusivamente en el mercado inmobiliario y es a partir de él que se mueven las compras de viviendas. Surgió inmediatamente después de la implementación de las trabas, agilizó las operaciones, y generó un importante vínculo entre las financieras y las inmobiliarias. Es que la transacción se realizaba directamente entre las “cuevas” y los agentes inmobiliarios, quienes toman a las financieras como un mero intermediario.

Dólar soja Como la mayoría de los otros, comenzó a tener relevancia en las retenciones impuestas y es el resultado del dólar oficial, menos el 35% por los derechos de exportación que caen sobre el productor agropecuario. Según afirman desde el sector, el nivel del dólar puede significar la diferencia entre ser rentable o sufrir serias complicaciones financieras. Con el precio del dólar oficial y aplicada la retención, le quedaría al productor más de $ 3,50, un valor similar a la divisa de los ‘90.

Dólar contado con liqui o gris En el mercado financiero, éste suele confundirse con el dólar cable, sin embargo, esta se trata de una operatoria legal basada en la compra de bonos o acciones en el mercado local y su posterior venta en el exterior en dólares. Para hacer una operación mediante este mecanismo, es necesaria una cuenta en un banco del exterior y contar con la intervención de agentes y sociedades de bolsa. El valor del “liqui” surge de la diferencia entre el precio de compra (en pesos) en la plaza local y el de su posterior venta en el exterior (en dólares) y lo determina la American Depositary Receipt (ADR), que se compone de un número variable de acciones. Otra diferencia con el “dólar cable” refiere a su valor, ya que éste responde, casi exclusivamente, al origen de los fondos.

Dólar CEDIN Este surgió con el proyecto de blanqueo de capitales impulsado por el Ejecutivo Nacional y refiere específicamente a los certificados de depósitos en dólares. En el mercado se especula que quienes blanqueen sus dólares tendrán una quita cercana al 15% y también se generará una serie de acuerdos cuando se quiere invertir el CEDIN. Es decir, a qué precio se va a tomar: si al oficial, al paralelo, al celeste, etc. Se estima que se generará un promedio extraoficialmente para tomarlo o cobrarlo.

Dólar tarjeta Hace referencia al valor del dólar comprado con tarjeta en el exterior, y se calcula en base a la cotización del oficial y el recargo del 20% en concepto de adelanto por Ganancias y Bienes Personales que determinó la AFIP mediante la resolución 3450. El dólar tarjeta se utilizaba para los gastos en el exterior con plástico de crédito y débito, y se extiende también al pago de pasajes de avión y paquetes turísticos con destinos fuera del país. A este 20%, se le deben adicionar los gastos administrativos que cobra el banco por el uso de la tarjeta, que rondan entre un 4 y un 6%.

Dólar cable Recibe esta denominación la operación por la cual particulares ingresan o transfieren divisas desde y hacia el exterior, recurriendo a una cueva, que es la encargada de realizar este tipo de operaciones y cerrar acuerdos. Hay que tener en cuenta que los montos que se negocian suelen no estar declarados y es necesario contar con ellos de manera física, no cuenta la transferencia de acciones. Así, aquellos que envían fondos al exterior lo que hacen es concurrir a una financiera, con el efectivo en mano, para solicitar que acrediten esos fondos en la cuenta de un beneficiario que ellos elijan.

Dólar green Esta denominación hace referencia a aquel que es vendido por los “arbolitos” en las calles de las distintas ciudades. Específicamente, a los que son comercializados en la calle Florida de la City porteña y son los que usualmente utilizan los ahorristas para cambiar sus pesos. Quienes concurren seguido concuerdan en que para lograr un buen cambio, es necesario concurrir de lunes a viernes en horario bancario.

Dólar Uva Aunque aún no es un hecho, un grupo de productores mendocinos reclamó la implementación de un dólar para las economías regionales, ante la imposibilidad de hacer frente a los costos en la producción vitivinícola. “Estamos absolutamente convencidos de que esto no es un mercado libre”, afirman desde la Asociación de Productores en Acción (APA). El objetivo es tener un dólar oficial que sostenga las economías regionales y dé aire para solventar los costos de mantenimiento de la viña.